AL ALBA

Aguardiente en el puerto.
«Machaco» que abre el día
y su portón de los sustos.

Los lobos de mar,
cuadernas de un pueblo,
están despertando al alba.

Aguardiente en «Rajamanta».
El primer trago,
el más oscuro antes de la pelea salada.

«Machaco» que rasga las penas
y enciende el horizonte interior.

Mientras, al alba,
todos duermen al socaire de los más bravos,
de los que se van con las manos vacías,
de los que, confiados,
se entregan a esa madre que mece o mata.

FRAGMENTO DE LA POESIA " A SOLAS CON LA MAR"
J.J. BENITEZ
®